Medio siglo de cárcel a sinaloense implicado en asesinato de agente

0
82

Una condena de medio siglo en prisión purgará el sinaloense Jesús Rosario Favela Astorga, quien fue sentenciado el pasado jueves 22 de septiembre en un tribunal federal por el asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry, el pasado 14 de diciembre de 2010.

​Se declaró culpable del asesinato en abril de 2022. Es el séptimo y último acusado en ser sentenciado en este caso.

Favela Astorga admitió como parte de su declaración de culpabilidad y las pruebas presentadas en dos juicios en este caso en 2015 y 2019, establecieron que era uno de varios “bajadores” armados que habían viajado de México a Estados Unidos para cazar contrabandistas de marihuana para robarlos.

En ese momento, el agente Terry y otros miembros de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza (BORTAC) estaban en despliegue extendido en el desierto para detener a tales asaltantes.

El 14 de diciembre, cerca de la medianoche, el equipo del agente Terry intentó arrestar al grupo de Favela Astorga en una zona rural al norte de Nogales, Arizona.

Uno de los “bajadores” disparó contra los agentes, impactando a Terry en la espalda y cortándole la médula espinal y la aorta. De acuerdo con la evidencia presentada en los juicios anteriores, el agente Terry llamó a un compañero: «¡Willie, estoy herido! No puedo sentir mis piernas».

Los agentes de BORTAC, todavía bajo fuego, intentaron salvar al agente Terry, pero no tuvieron éxito.

La evidencia de los juicios estableció que los cinco asaltantes en la escena estaban armados con cuatro rifles de asalto AK-47 y un rifle de asalto AR-15 y tenían comida para durar días.

Favela Astorga y otros huyeron de regreso a México, dejando atrás a Manuel Osorio Arellanes, quien había recibido un disparo en el estómago por parte de los agentes.

Osorio Arellanes fue declarado culpable y condenado en 2014 a 30 años de prisión después de cooperar en la identificación de otros asaltantes que estaban prófugos.

Las autoridades mexicanas arrestaron a Favela Astorga en octubre de 2017 con base a una orden de arresto provisional emitida a solicitud de Estados Unidos, para ser extraditado en enero de 2020.

Los otros “bajadores” en la escena fueron Heraclio Osorio Arellanes, Iván Soto Barraza y Jesús Lionel Sánchez Meza. Los tres fueron arrestados en México años después del tiroteo.

Soto Barraza y Sánchez Meza fueron extraditados a Estados Unidos en 2014, declarados culpables en un juicio en diciembre de 2015 y condenados a cadena perpetua.

Heraclio fue extraditado a Estados Unidos en 2018, declarado culpable en un juicio en febrero de 2019 y sentenciado a cadena perpetua.

Además, Rosario Rafael Borboa Álvarez se declaró culpable de asesinato y, aunque no estuvo en el tiroteo, admitió que reclutó a los miembros del grupo en México, por lo que fue condenado a 324 meses de prisión.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza también habían arrestado a Rito Osorio Arellanes por cargos de inmigración dos días antes del tiroteo, sin saber que era parte del equipo de robo. Osorio más tarde se declaró culpable de conspiración para interferir con el comercio mediante robo y fue sentenciado a 96 meses de prisión.

El asesinato del agente Terry fue investigado principalmente por la Oficina Federal de Investigaciones y la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos, la Armada de México, la Procuraduría General de la República (PGR) de México y la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia, quienes ayudaron con la aprehensión y extradición de Favela Astorga.

El caso fue procesado por la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de California después de que el Distrito de Arizona fuera recusada.

Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here