Estudiante de la UAT diseña prototipo para tratar agua residual de uso doméstico

0
33

El proyecto de Diana Laura Peraza, alumna de doctorado, obtuvo el primer
lugar en la Expo Ciencias Tamaulipas 2022.

Utilizando microorganismos benéficos como tratadores de agua residual, Diana
Laura Peraza Liñán, estudiante de doctorado de la Universidad Autónoma de
Tamaulipas (UAT), diseñó un prototipo que busca reutilizar el vital líquido en el
entorno doméstico.

Con la asesoría del Dr. Wilberth Alfredo Poot Poot, de la Facultad de
Ingeniería y Ciencias (FIC), la joven universitaria desarrolla su proyecto, el cual
recientemente obtuvo el primer lugar en la Expo Ciencias Tamaulipas 2022
organizada por el Consejo Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología, el COTACYT.

En entrevista, la alumna del Doctorado en Ciencias, Sistemas
Agropecuarios y Medio Ambiente que imparte la FIC, comentó que su
investigación está encaminada a generar un sistema de captación de agua en los
hogares —por ejemplo, la que se utiliza en la cocina—, y que después del
tratamiento pueda reutilizarse en el riego de hortalizas, plantas ornamentales,
entre otros usos.

“El prototipo es un biorreactor. Puede ser cualquier tipo de contenedor.
Funciona a través de agitación. Se colecta el agua residual y se le añaden
microorganismos benéficos del suelo para que trabajen y hagan su función”,
explicó.

Dijo que este proceso permite que compuestos como materia orgánica,
inorgánica o incluso aceites y grasas que se generan en las labores domésticas se
trasformen, para que el agua pueda volver a usarse en otras tareas.

“La idea es que cualquier persona lo pueda replicar; que sean materiales de
fácil acceso y que sea económica su construcción, que pueda tratar el agua que
se usa en la casa y darle otra utilidad”, apuntó.

Su proyecto se denomina “Microorganismos benéficos tratadores de agua
residual” y se desprende de una investigación del doctorado en el área de
biorremediación utilizando microorganismos, como hongos y plantas, para
degradar compuestos como el petróleo cuando hay un derrame en aguas.

A ese respecto, su asesor, el Dr. Wilberth Alfredo Poot Poot, refirió que la
idea surge por el potencial que tienen algunos microorganismos para degradar
materia orgánica, y que en este caso se utiliza una fuente de agua de origen
doméstico.

“Se ha demostrado que hay microorganismos que pueden degradar varios
tipos de compuestos, entre estos los aceites que se obtienen en las casas. Incluso
el enfoque que ella tenía es degradar petróleo a través de microorganismos
fúngicos”, asentó.

Puntualizó que el proyecto surge ante la necesidad de aprovechar al
máximo el recurso hídrico, y en ese sentido se busca que el prototipo sea
accesible para que todos puedan contar con un sistema de tratamiento de agua
casero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here