Retos para mujeres en la alta dirección en México y la oportunidad del trabajo híbrido

0
442

El camino hacia la inclusión de mujeres en la alta dirección en México está mostrando signos de progreso, aunque todavía se enfrentan a desafíos significativos, revela el reciente estudio de KPMG, «Mujeres de la Alta Dirección en México 2024». Pese a obstáculos, como la discriminación y las autolimitaciones, los datos indican avances importantes hacia la equidad de género en los niveles más altos de liderazgo corporativo y cómo el modelo de trabajo híbrido es una oportunidad.

La discriminación, incluyendo estereotipos y sesgos inconscientes, se señala como la barrera principal, afectando al 62% de las mujeres. Además, la falta de colaboración por parte de otros miembros de la alta dirección (54%) y el equilibrio entre la maternidad y la carrera profesional (88%) son vistos como retos clave. A pesar de estos obstáculos, el estudio destaca que el trabajo híbrido está ofreciendo nuevas oportunidades para superarlos, con el 92% de las mujeres valorando la capacidad de aprovechar oportunidades laborales sin necesidad de vivir cerca del centro de trabajo.

Modelo de trabajo híbrido

Un aspecto alentador es el impacto positivo de las políticas de igualdad de género y el modelo de trabajo híbrido. En siete de cada diez organizaciones existen estándares de igualdad de género que promueven la equidad salarial y la igualdad de oportunidades, contribuyendo a un balance más justo entre vida personal y profesional (56%). La falta de una cultura laboral incluyente sigue siendo un desafío para el 44% de las mujeres en la alta dirección, revela el estudio de KPMG.

El análisis también subraya la importancia del liderazgo y el cambio cultural para promover la inclusión. El 51% de las mujeres destacan la necesidad de una cultura corporativa inclusiva con indicadores de diversidad, equidad e inclusión como acelerador clave para su incorporación y permanencia en la alta dirección. Además, el 44% aprecia el apoyo del liderazgo para integrar la vida personal y profesional, y el 36% valora los planes de carrera y sucesión definidos para posiciones clave.

Concluyendo, el estudio de KPMG señala avances y desafíos en la inclusión de mujeres en la alta dirección en México. A pesar de los obstáculos persistentes, las políticas de igualdad de género y el trabajo híbrido están allanando el camino para una mayor equidad y representación femenina en roles de liderazgo, demostrando el valor indiscutible de la diversidad en el ámbito corporativo.

NotiPress/Sergio F Cara